Vídeo "Ventajas de los sensores inductivos Factor 1"
 

Los sensores Factor 1 ofrecen la gran ventaja de mantener la misma distancia de conmutación para todos los metales. Esa distancia constante mejora enormemente la flexibilidad para el diseño de un equipo y la instalación de los sensores. Pero las ventajas de los sensores de Baumer no se detienen ahí: por ejemplo, son los más rápidos en sus respectivas categorías en la relación entre distancia de conmutación y velocidad y disponen de reservas de conmutación extraordinariamente elevadas.


Sus ventajas
  • Elevada flexibilidad en el diseño y la instalación
  • Distancias de conmutación amplias y constantes con todos los metales
  • Rápido montaje gracias al mínimo ajuste necesario
  • Menos variantes de sensores, pues un único sensor cubre todas las aplicaciones
  • Detección de acero inoxidable, aluminio y metales no ferrosos con distancias de conmutación idénticas
  • Altas frecuencias de conmutación hasta 3 kHz
  • Variaciones mínimas entre los sensores de serie gracias a la calibración en fábrica
  • Efecto de la temperatura despreciable gracias a la compensación de temperatura incorporada

Tecnología
Comparación de los sensores de factor 1 con los sensores estándar
Inductive sensors with reduction factor 1  – Technology – Inductive sensors with reduction factor 1

En los sensores estándar la distancia de conmutación se reduce hasta un 70% para los metales no ferromagnéticos. Los sensores Factor 1 cuentan con un microcontrolador que compensa ese efecto. Gracias a ello, los sensores Factor 1 no presentan ningún factor de reducción dependiente del material, disponen de una deriva térmica despreciable y se caracterizan, además, por una elevada velocidad de conmutación. Por lo tanto, son especialmente apropiados para medir sobre aluminio o metales no ferrosos, así como para la medición de revoluciones en una rueda dentada o un disco perforado.


Descargas


Hasta la cima