Sus ventajas
  • Resistencia química
    • La carcasa del sensor está fabricada de polisulfona o de acero inoxidable y ofrece resistencia a determinados líquidos
  • Medios detectables
    • El uso de luz fotoeléctrica para la detección de los líquidos permite la detección de varios líquidos no conductores.
    • En el control de fugas es suficiente un derrame de 1 ml para que se active la alarma.
  • Fácil puesta en servicio
    • En los sensores con electrónica incorporada no es necesario efectuar ningún ajuste. El ajuste de las fibras ópticas se realiza por medio de un dispositivo para fibra óptica
  • Entornos peligrosos
    • La versión de fibra óptica con funda de PFA y seguridad intrínseca es apta también para entornos peligrosos.
  • Sistema Fail-Safe
    • El sistema integrado Fail-Safe activa una alarma en caso de fuga, rotura de cable, fijación suelta o defecto del sensor.


Aplicaciones

Múltiples aplicaciones posibles gracias a la resistencia química:

  • control de nivel en líquidos como acetona, ácidos, soluciones alcalinas, aceites minerales, leche o todo tipo de líquidos no conductores
  • Detección del nivel sin contacto en conductos (semi)transparentes y tubos montantes
  • Detección del nivel mínimo y máximo en cubetas y depósitos
  • Control de fugas en cubetas de aceite o depósitos de lubricante
  • Control de derrame del líquido en surtidores u otros sistemas de manipulación de líquidos

Technology

Descargas
Technical and Application Reports / White Paper


Hasta la cima