Los sensores de temperatura de la amplia gama de productos de Baumer cumplen con todos los requisitos industriales y son compatibles con las conexiones de proceso de las normas internacionales. Gracias al sistema modular, siempre encontrará el producto adecuado para su aplicación de forma sencilla y flexible.


Tecnología

Termómetro de resistencia

En el caso de termómetros de resistencia, la medición se basa en la modificación de la resistencia de los metales preciosos por la influencia de la temperatura. Dado que cada metal presenta una curva de resistencia específica y, en el caso de metales preciosos como el platino, dU y dR se comportan de forma bastante proporcional (linealmente), la modificación de la resistencia dR se puede deducir de la modificación de tensión dU mediante la alimentación de una corriente de medición constante. Por norma general, la corriente de medición se selecciona para minimizar el calentamiento del termómetro de resistencia.

Termoelemento

Los termoelementos se comportan conforme al efecto Seebeck, que establece que se produce un desplazamiento de carga en un cable si existe una diferencia de temperatura a lo largo de su tramo. La magnitud del desplazamiento de carga depende del material y sus propiedades eléctricas. Si dos cables de diferentes materiales están conectados a un lado de manera conductora y expuestos a una diferencia de temperatura, se aplica una tensión a los extremos abiertos. Dicha tensión depende de la diferencia de temperatura y de las propiedades eléctricas de ambos materiales, ya que se conocen dichos materiales y sus características y, por lo tanto, se puede medir la temperatura a través de la tensión.

Las sondas de temperatura de resistencia se clasifican según DIN EN 60751

Las dos primeras letras indican el metal precioso utilizado. El siguiente número describe la resistencia eléctrica en ohmios a 0 °C.

Las clases definidas en DIN EN 60751 definen la desviación admisible y el rango de medición en el que deben respetarse dichas desviaciones.

Conexiones de proceso del sistema BCID

Los sensores de Baumer son adecuados para casi cualquier conexión a proceso. Gracias a nuestros más de 40 tipos de conexión, no necesita cambiar el diseño de su instalación de ninguna manera. Baumer Connection Identifier (BCID) ofrece un sistema cómodo y seguro para identificar el adaptador a proceso adecuado para integrar su sensor Baumer en la aplicación en cuestión.


Clases Pt100 de precisión (según DIN/EN/IEC 60751)

Teaser_Know-how_E-Zchn-6529_600x338.jpg
Teaser_Know-how_E-Zchn-6530_600x338.jpg

Transmisión de señal Pt100


Convertidor de temperatura FlexTop

Baumer ofrece una amplia gama de convertidores de temperatura que convierten una señal RTD o T/C en comunicación analógica o digital (HART). 

Elementos sensores de temperatura

RTD: abreviatura de «Resistance Temperature Detector», una resistencia de temperatura variable. Además de los tipos habituales Pt100 y Pt1000 basados ​​en platino, se pueden configurar otros basados ​​en cobre o níquel con FlexTop.

Pt100: RTD con una fina capa de platino con 100 ohmios a 0 °C (32 °F). La curva característica y las clases de precisión se definen en DIN/EN/IEC 60751, por lo que la modificación de resistencia es bastante lineal con 0,38%/K. FlexTop permite configurar estas y otras curvas características (a través del valor a).

Pt1000: RTD análogo a Pt100, pero con 1000 ohmios a 0 °C (32 °F) y, por lo tanto, diez veces la modificación absoluta de la resistencia. En comparación con Pt100, esto provoca el mismo desplazamiento con la tecnología de 2 cables con 10 veces la longitud de la línea. Además, se debe prestar más atención a los errores de aislamiento, por ejemplo, debido a la penetración de humedad. El Pt100 puede ser más resistente a este respecto.

Termoelementos (T/C): dos alambres de diferentes materiales metálicos están interconectados. La «tensión térmica», que se encuentra en el rango de los milivoltios en función de la combinación de materiales y la temperatura, se mide en los extremos abiertos (efecto Seebeck). Los elementos sensores totalmente metálicos permiten medir temperaturas muy elevadas de hasta 1800 °C (3300 °F). Si se alarga el termoelemento, se debe utilizar una «línea de compensación» con el mismo material o, de lo contrario, se falseará la compensación de los puntos fríos. Por norma general, el termoelemento (señal de tensión reducida y medición de temperatura de puntos fríos) requiere más esfuerzo que los elementos de resistencia.


Tabla de conversión

Teaser_Know-how_UnitConversion_EN-Temperature_600x338.jpg

También le podría interesar...

Hasta la cima